El glutamano monosódico, un lento veneno

Especia.lAlimentación

El GMS triplica la cantidad de insulina que el pancreas genera, ocasionando obesidad

También llamado “potenciador del sabor”, E621, “proteína vegetal hidrolizada”, entre otros…

No solo se ha demostrado cientificamente que el GMS produce obesidad sino tambien es una sustancia adictiva. Desde su introducción en los EE.UU. Hace 50 años, el GMS se ha añadido cada vez en mayores dosis en alimentos preparados, sopas, snacks, y comidas rapidas, que nos vemos tentados a comer todos los días.

Numerosos estudios vinculan al GMS con la diabetes, migrañas y dolores de cabeza, autismo, déficit atencional con hiperactividad, e incluso el mal de Alzheimer.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Especia.lEl glutamano monosódico, un lento veneno